IMG_3282.JPG

Según variados estudios (ya demostrados hace años en la práctica) los perros tienen la posibilidad de desarrollar grandes capacidades físicas, emocionales y de temperamento, durante sus primeras 12 semanas de vida (e incluso antes de nacer). El perro es particularmente receptivo y sensible a estímulos durante estas primeras semanas y esa capacidad va disminuyendo conforme el perro crece.


Es por ésto que el criador tiene la gran oportunidad y casi deber de aprovechar esta ventana para sacar el mejor potencial de cada cachorro y en consecuencia entregar a las familias un perro seguro de si mismo, con tolerancia a la frustración, equilibrado, sin miedo y sociable.
Varios programas de estimulación neurológica se aplican actualmente: como Bio-sensor (desarrollado por el ejército de Estados Unidos), Puppy Culture de Jane Killion y el programa del criador Carmen Battaglia (“Breeding Better Dogs"). Nos hemos basado en estos trabajos tradicionales, en documentos de preparación de perros de asistencia, en la experiencia de varios criadores responsables, en el trabajo con comportamentalistas y por qué no decirlo, también en nuestra propia experiencia de vida con el Gran Boyero Suizo, para implementar un programa de estimulación temprana, que considera no sólo las etapas generales del desarrollo del cachorro, si no que también las aptitudes y características propias de nuestra raza.


Nuestro objetivo es entregar en cada camada, cachorros cada vez mejor preparados para la vida en familia, que vivirán en zonas urbanas o rurales y en contacto con niños, ancianos, diversos animales y que pueden estar expuestos a situaciones de estrés. Queremos sacar el mejor potencial del Gran Boyero Suizo y ver crecer felices a nuestros cachorros así como compartir con nuestra familia Grand' Hund, experiencias positivas con sus mascotas.


PARA CONTINUAR LEYENDO UTILICE CLAVE DE ACCESO DE PROPIETARIO Y RESERVA DE CACHORRO...